Cogeneración con hidrógeno, cada vez más cerca

Cogeneración con hidrógeno, cada vez más cerca

Por Javier Rodríguez, director general de Acogen

El firme compromiso de los cogeneradores españoles con un futuro industrial sostenible, eficiente y competitivo, nos ha impulsado a realizar, desde Acogen y junto a Cogen España y Everis, el estudio “Entendimiento del mercado de hidrógeno y sus oportunidades para la cogeneración”, que fue presentado el 29 de junio, y que suma el conocimiento y la colaboración de toda una larga cadena implicada en la industria y en el sector gasista, y que recoge y analiza las experiencias en curso de cogeneración e hidrógeno en España y en otros países.

El hidrógeno es un mercado en expansión en el que España y la UE apuestan como vector clave para la descarbonización, especialmente para la industria calorintensiva donde es inviable la electrificación. Los costes de producción del hidrógeno renovable son elevados, aunque se prevé que en una década se reduzcan hasta los 1,5-2 €/kg frente a los 3,5-5 €/kg en los que se sitúan hoy. Las palancas principales de competitividad girarán en torno a la mejora de la tecnología de producción —en constante evolución—, logro de eficiencias operativas y economías de escala, y a la progresión del precio del CO2. La clave estará en disponer de un marco normativo y regulatorio favorable para el desarrollo nacional del H2.

La cogeneración está tecnológicamente preparada

Los cogeneradores siempre hemos evolucionado de acuerdo con los combustibles disponibles. Por ello, la cogeneración renovable es ya hoy una realidad —biogás, biomasa, hidrógeno etc.— que puede adaptarse tecnológicamente para llevar a miles de industrias hacia la descarbonización, aunando ventajas para la competitividad de las industrias calorintensivas, para los sistemas energéticos y para todos los consumidores.

Las tecnologías de cogeneración se han adelantado al futuro y están ya preparadas para el uso del hidrógeno y de otros gases renovables; contamos con una amplia variedad de proveedores capaces de proporcionar motores y turbinas adecuadas al nuevo contexto. Por eso, la cuestión clave radica en desarrollar los suministros de gases renovables en condiciones de disponibilidad y de competitividad; una movilización en la que la industria requiere de la necesaria concurrencia del sector gasista, de energías renovables y bienes de equipo, así como unas políticas y medidas específicas en estrecha colaboración con los reguladores y las administraciones: una oportunidad a gran escala para la generación de bienestar y empleo en España

Nuestro estudio analiza los modelos en desarrollo de producción y logística del hidrógeno para las plantas de cogeneración y las principales barreras y oportunidades para esta tecnología. También recoge los modelos de negocio existentes para la cogeneración y el hidrógeno, que serán claves para su integración y los desarrollos eficientes a nivel local.

La cogeneración aúna características idóneas para los procesos industriales y la integración de los sistemas energéticos, aportando competitividad, flexibilidad y estabilidad a la red, con garantía de suministro, alta eficiencia y ahorro de energía primaria a través de la generación distribuida, generando sinergias aún mayores que las actuales con mayor valor industrial, ecológico y social.

En Europa, Alemania cuenta con el mayor número de proyectos de cogeneración asociados con hidrógeno, que han ido surgiendo impulsados por intensas políticas de promoción y desarrollo del gobierno alemán, lo que supone todo un acierto.

El papel del hidrógeno en las subastas próximas

Integrar hidrógeno y cogeneración en nuestro país, pasa por reducir las barreras y desarrollar las oportunidades económicas y tecnológicas con regulaciones y medidas más ambiciosas. Es clave establecer políticas de creación de mercado —por ejemplo, las cuotas mínimas de mezcla—, el uso y capacidad de las infraestructuras en términos de mezcla y seguridad, el desarrollo de normativa que no bloquee ningún modelo de negocio, la estructura de funcionamiento de los certificados de origen del H2 renovable, programas de adaptación de equipos y subastas ad hoc.

En las subastas de cogeneración previstas este año, el hidrógeno puede ya empezar a jugar un papel incipiente en la renovación de las plantas que están cercanas a finalizar su vida útil regulada y que pueden quedar preparadas para la utilización progresiva del hidrógeno, una situación que se irá movilizando en esta década.

Es patente la importancia de la cogeneración para la capacidad industrial y económica de España: con cogeneración se genera el 11% de la electricidad del país, de manera distribuida por todo el territorio nacional, utilizando el 20% del consumo de gas, y con ella se fabrica el 20% del PIB industrial, con más de 200.000 empleos directos, estables y de calidad.

El estudio de Acogen, Cogen España y Everis confirma que, de la mano de los gases renovables, se hará posible la extensión de la cogeneración renovable en industrias y servicios, avanzando sosteniblemente hacia la neutralidad climática. La cogeneración está preparada para hacer realidad un futuro mejor.